Noticias

La gran Ciudad de México dibujada por Stephen Wiltshire [VIDEO]

Las calles, monumentos, edificios y principales construcciones de la Ciudad de México fueron reproducidas para la posteridad por el artista plástico Stephen Wiltshire, quien llegó a la capital del país el 22 de octubre pasado. La obra fue donada a la capital del país por este londinense nacido en 1974, diagnosticado con autismo, pero también … Leer más

ad Auris

Las calles, monumentos, edificios y principales construcciones de la Ciudad de México fueron reproducidas para la posteridad por el artista plástico Stephen Wiltshire, quien llegó a la capital del país el 22 de octubre pasado.

La obra fue donada a la capital del país por este londinense nacido en 1974, diagnosticado con autismo, pero también con una capacidad casi inexplicable de memorizar toda una urbe con sólo sobrevolarla en helicóptero durante 30 o 40 minutos.

Pero la fama central de Wilshire reposa en su calidad artística. Desde pequeño, le gustaba pintar y como no habló hasta los nueve años el dibujo y la pintura fueron sus herramientas para comunicarse.

Primero dibujaba árboles, después coches y más tarde lo que sería su gran pasión: los edificios. Este londinense de 40 años ha sabido conjugar arte y memoria visual para hacerse un hueco entre los artistas de prestigio.Es capaz de reproducir las panorámicas de una ciudad simplemente con visualizarla durante unos cuantos minutos.

EL DIBUJO DE LA CDMX

Su trabajo de la Ciudad de México fue hecho sobre un lienzo de cuatro por un metro de diámetro, en donde se pueden apreciar la Torre Latinoamericana, el Palacio de Bellas Artes, el Monumento a la Revolución, Palacio Nacional y el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Tal vez te interese:  Solicita el fondo comunitario de emergencia en San Bernardino y Riverside

En entrevista, Wiltshire compartió su amor por las construcciones, sobre todo por los rascacielos, por ello Nueva York es su ciudad favorita, y dijo que en la urbe mexicana lo que más le gustó fue la Torre Latinoamericana, por lo cual pidió visitarla y subir a su mirador.

Afirmó que le gusta mucho dibujar, lo que hace regularmente con un rotulador Staedler de color negro, en sesiones que van de cinco hasta 10 horas seguidas, sólo interrumpidas durante 50 o 60 minutos para comer, porque le hace sentir bien saber que su arte es apreciado por la gente.

“Sí, es por eso que me gusta dibujar, porque significa que me siento bien; es por eso siento que debo dibujar, porque me hace una idea de lo bueno que hay en mi arte y mi dibujo”, respondió durante la entrevista realizada en la Ciudad de México, donde estuvo en días pasados.