Destacadas

John Kelly: Hijos y padres inmigrantes podrían ser separados al cruzar la frontera

El Gobierno de Donald Trump estaría considerando separar a los niños de sus padres que intenten ingresar sin papeles a Estados Unidos por la frontera con México, a fin de disuadir la migración irregular de ciudadanos centroamericanos. Así lo confirmó el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, durante una entrevista para CNN … Leer más

John Kelly confirma John Kelly: Hijos y padres inmigrantes podrían ser separados al cruzar la frontera
John Kelly confirma John Kelly: Hijos y padres inmigrantes podrían ser separados al cruzar la frontera
ad Auris

El Gobierno de Donald Trump estaría considerando separar a los niños de sus padres que intenten ingresar sin papeles a Estados Unidos por la frontera con México, a fin de disuadir la migración irregular de ciudadanos centroamericanos.

Así lo confirmó el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, durante una entrevista para CNN en la que aseguró que haría casi culaquier cosa para impedir que los centroamericanos crucen la frontera ilegalmente.

“Haría casi cualquier cosa para disuadir a la gente de Centroamérica a entrar en esta red muy peligrosa que les lleva hacia México y Estados Unidos”, insistió John Kelly.

Asimismo, el viernes 3 de marzo, tres funcionarios del Gobierno de Estados Unidos dijeron a la agencia de noticias Reuters que las mujeres y los niños que crucen juntos ilegalmente hacia el país podrían ser separados.

Tal vez te interese:  Siguiendo la ruta del migrante centroamericano en México

Los niños serían puestos bajo una custodia especial del Departamento de Salud y Servicios Humanos, bajo el método menos restrictivo posible hasta que puedan ser cuidados por un familiar estadounidense o un tutor designado por el Estado, detalló Reuters.

“Los niños serían bien tratados mientras nos encargamos de sus padres”, dijo al respecto Kelly a CCN.

Actualmente, cuando una familia es detenida por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la frontera con México, padres e hijos pasan juntos un máximo de tres semanas bajo custodia de las autoridades y se les permite quedarse en Estados Unidos hasta que se resuelva el caso de su entrada ilegal.

La Justicia declaró el pasado julio que los niños deberían ser liberados lo antes posible, pero no obligaba a que los padres también lo fueran. Para cumplir con ese fallo, el Gobierno de Barack Obama estableció que padres e hijos no podían pasar más de 21 días en un centro de detención migratoria.