[widget-clima-clouds]

[widget-clima]

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:[tipo-cambio-usd]
Euro:[tipo-cambio-euro]
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
08 de febrero de 2023
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES
[the_ad id="230515"]
[the_ad id="230517"]

Donald Trump es una bomba de tiempo para el mundo

Con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca, la naturaleza del poder político en Estados Unidos está presentando una serie de transformaciones que permiten apuntar la concepción de un régimen que no favorece la calidad de la democracia, el respeto a los derechos humanos, la transparencia en la información, el respeto y cuidado al medio ambiente, incluso ha manifestado una simpatía con un violador sistemático de los derechos humanos en Rusia como Vladimir Putin.

Una presidencia distante y crítica de la ciencia, las artes y los programas sociales, representando con crudeza una corriente que descansa en el mercantilismo neoimperial. En sus primeros 100 días en el poder, considera que la constitución estadounidense es la culpable de sus problemas en estos meses y, en realidad, su reflexión es que quiere y busca más poder, trastocando peligrosamente los cimientos de su propia nación, arrastrando al planeta entero.

En este marco, bien vale la pena detenernos a meditar sobre algunos de los rasgos de la personalidad y de la política de este personaje –y su equipo– que están cambiando la fisonomía de la política mundial. Las preguntas que quedan en el aire son: ¿Con qué intensidad  y por cuánto tiempo se presentarán estos cambios en el seno del poder estadounidense? Veamos.

Personalidad: Trump se ve a sí mismo como el mejor del mundo. Guía parte de sus acciones por el rating y la fama. En su trayectoria existen antecedentes racistas y de misoginia. Evidencia un difícil manejo de sus palabras y emociones en público; distorsión de hechos y presentación de argumentos sin comprobación. Una personalidad explosiva e impredecible.

Ideología: Supremacía blanca: Existe una simpatía con los movimientos neonazis, el conservadurismo religioso y político, las influencias mercantilistas, las corrientes hegemónicas, supremacistas, militaristas y neoimperiales dentro de Estados Unidos.

Política: una carrera empresarial y los medios de comunicación en la política que se formó en torno a la celebridad y el contraataque de los adversarios y negocios. Un manejo dogmático y segmentado de la política, y la política pública en la Presidencia que no está cómodo ni con la rendición de cuentas ni con el juego democrático.

Tesoro: busca establecer los equilibrios entre el crecimiento económico y el desarrollo de la mano de la estrategia de seguridad nacional y la protección del sistema financiero internacional. Trump nombró a un empresario al frente del Departamento del Tesoro.

Comercio: uno de los departamentos con la atención prioritaria del presidente. Busca fortalecer al sector privado como nunca antes en la historia de Estados Unidos y es extremadamente crítico de los tratados comerciales de los últimos 30 años. Elementos centrales de esta cartera son la inversión en negocios y una ampliación de la base laboral que pueda incidir en el crecimiento económico. Una de las primeras acciones de este departamento se encuentra el fin del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y tiene amenazado de muerte al Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México. Un empresario al frente del Departamento de Comercio.

Política Exterior: el ángulo, experiencia e intereses de la política exterior provienen de la industria petrolera con raíces en el emporio Rockefeller, fundador de la Exxon Mobil; empresa que dirigió en distintos puestos por dos décadas su actual secretario de Estado, Rex Tillerson. Se anticipa una lucha de intereses de esa dependencia con la agenda de política exterior estadounidense ligada a la industria que habita en Texas. Un empresario petrolero al frente del Departamento de Estado.

Medio ambiente: en contrapunto, la orden ejecutiva sobre la Agencia de Protección del Medio Ambiente busca reducir las regulaciones  que “obstruyen” la libre acción de las empresas en la creación de empleos. “Se acabo la guerra contra el carbón y los mineros”, aseguró Trump el 28 de marzo (1). Incluso se aprobó el permiso que había sido suspendido para la construcción del gasoducto y la Dakota Access Pipiline a favor de la industria petrolera, vulnerando los derechos de los nativos americanos que protegían esa reserva (2). Esas nuevas disposiciones afectan el Tratado de París que consiste en reducir las emisiones de carbón que aceleran el calentamiento global y el nivel de los mares, y alejan a la superpotencia de un compromiso global con la protección al medio ambiente, incitando a que países como China e India sean menos atentos a las regulaciones internacionales a favor del medio ambiente.

Defensa: una de las áreas más influyentes del poder estadounidense. Busca un incremento de 54 mil millones de dólares para combatir al Estado Islámico, modernizar la flota naval y aérea, y mejorar la rapidez para respuestas tempranas en cualquier parte del mundo. Uno de los incrementos en modernización de las fuerzas armadas más importantes en la historia de Estados Unidos proviene de la administración Trump. En sus manos, se encuentra un marino retirado.

Seguridad interior: para este gobierno, la orden ejecutiva border security and enforcement improvements del 25 de enero de 2017 pretende ser la más amplia y profunda en la materia, y está construida sobre la base de tres premisas: la seguridad de las personas, la integridad territorial y asegurar que las leyes de inmigración se cumplan.

De igual forma pretende frenar el crecimiento poblacional indocumentado y restringir la inmigración legal de todas las regiones del mundo; fortalecer las sanciones y controles migratorios internos y externos y “mejorar” todos los puntos de entrada: marítimos, aéreos y terrestres. Uno de los puntos críticos de la seguridad interior es la vecindad con México: “Para asegurar la frontera sur y prevenir una mayor inmigración ilegal”. En suma, tres componentes son esenciales de estas directivas como amenazas a la seguridad nacional: los inmigrantes, las organizaciones del crimen organizado transnacional y el terrorismo. Ese es el tono de la seguridad interior vinculada a la seguridad nacional y la defensa en manos de un general retirado.

Tal vez te interese:  Programa 3x1 beneficia a 650 alumnos zacatecanos con nuevo auditorio del Cecytez

Inteligencia: en un proceso inusual, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos confrontó a su presidente con el manejo de información sensible. La controversia consistió en asegurar que el general Michael Flynn, exconsejero de seguridad nacional en los primeros días de gobierno de Trump, recibió dinero de una empresa rusa. De acuerdo a la legislación de su país, esa situación es ilegal y ello fue ventilado en los medios de comunicación; estableciendo claramente un enfrentamiento entre la comunidad de inteligencia y la prensa con el presidente Trump tras la renuncia del general Flynn. El litigio no es sencillo porque estamos hablando de uno de los gremios más poderosos en Washington y va más allá de la permanencia del presidente en turno.

Nuclear: en relación al uso del poder nuclear el presidente no requiere autorización del Congreso con la finalidad de anticiparse a una amenaza  que pudiera comprometer la integridad de Estados Unidos. No obstante, eso genera profundas reservas alrededor del mundo y en su propio país. La confidencialidad para el uso de los códigos nucleares y los planes de guerra de esas proporciones levantó la alarma de 36 ex oficiales por el sistema en manos de Trump, quién en campaña y en sus primeros meses de gobierno ha manejado un interés por modernizar la planta nuclear de Estados Unidos. En la actualidad, existen tres preocupaciones globales con esta capacidad a parte de la Unión Americana: Corea del Norte, Rusia y China.

Seguridad nacional e interior: aquí reside la preocupación central de este gobierno que busca inyectar la máxima capacidad de integración a la coordinación entre la seguridad nacional e interior. Estos son cargos políticos y nombramientos que se encuentran en las facultades presidenciales para integrar a los dos consejos de seguridad las máximas capacidades de coordinación, defensa, inteligencia, seguridad e incluso, respuesta nuclear. El actual consejero de seguridad nacional es un general en activo y si pasamos revista a los componentes que congregan el Consejo de Seguridad Nacional presenta contradicciones y vulnerabilidades en su interior, cuestionando un manejo correcto de la seguridad nacional.

Burocracia: para este gobierno, la reducción de presupuesto de 80 programas es una prioridad, entre los que se encuentran las humanidades y las artes, la ciencia, la protección del medio ambiente, la diplomacia, así como programas a favor de la paz, el apoyo a programas de fortalecimiento social en la frontera con Canadá y África, entre otros. El objetivo de ese recorte presupuestal es canalizar mayores recursos a la estructura militar y al sistema de seguridad nacional en un 25 por ciento. El argumento es que esos programas no queden en manos del sector gubernamental sino que sean tomados por el sector privado (3).

Diplomacia coercitiva de la mano de amenazas de guerra: La manifestación del poder estadounidense se encarna en la manera como se relaciona con el mundo. En estos cien días ha sacudido y amenazado a los países miembros de la Organización de Naciones Unidas que no sigan sus intereses y puesto contra la pared a la OTAN. Como rasgo distintivo, en las Américas ha hecho amenazas militares a México y a Venezuela, ha enviado misiles teledirigidos a Siria y tiene al mundo en una crisis nuclear con consecuencias todavía incalculables. En suma, la administración Trump se está preparando para distintos tipos de guerra que habrán de analizarse en otras entregas con sigilo.

Riesgos, amenazas y vulnerabilidades en la era Trump

  • Es una amenaza a la paz y la seguridad internacional.
  • Es una amenaza a la seguridad regional.
  • Es una amenaza  a la seguridad nacional mexicana.
  • Debilita y erosiona el sistema  internacional que proviene de la Segunda Guerra Mundial.
  • Provoca una mayor vulnerabilidad continental.
  • Propicia un mayor número de riesgos.
  • Obsesión con la seguridad nacional y la seguridad interior.
  • México es el lado negativo de su seguridad interior.

En suma, es evidente una intersección entre el mercantilismo y la militarización de la defensa exterior, la seguridad nacional e interior y viene en marcha una transformación en la arena nuclear. El grueso de este liderazgo proviene de personajes de la Guerra Fría y se afirman como nacionalistas. Asimismo, constituyen una reacción muy profunda al asenso demográfico de asiáticos, latinos, musulmanes e incluso de afroestadounidenses en las últimas décadas, y son muy críticos de gobiernos tradicionales en el Partido Republicano y el Partido Demócrata. El gobierno Trump sin duda es un peligro para la humanidad.


Referencias:

(1) https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/03/28/remarks-president
(2) https://assets.documentcloud.org/documents/3410448/Construction-of-the-D
(3) https://www.bloomberg.com/graphics/2017-trump-budget/

Abelardo Rodríguez Sumano es Doctor en Relaciones Internacionales y Políticas Comparadas por la Universidad de Miami. Es también Profesor-Investigador del Departamento de Estudios Internacionales y Profesor de la Maestría en Migración Internacional en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.