Destacadas

Las seis decisiones de Trump que a un año de ser electo cambiaron la vida de los migrantes

Hace 365 días el rumbo de Estado Unidos cambió; al ganar Donald Trump las elecciones presidenciales de 2016 el mundo supo que habría grandes cambios, sobre todo en materia migratoria. El magnate, presentó durante su campaña a los inmigrantes -sobre todo a los mexicanos- como delincuentes y narcotraficantes, discurso que al parecer le dio la victoria. … Leer más

Exactamente hace un año Trump ganó las elecciones
Exactamente hace un año Trump ganó las elecciones
ad Auris

Hace 365 días el rumbo de Estado Unidos cambió; al ganar Donald Trump las elecciones presidenciales de 2016 el mundo supo que habría grandes cambios, sobre todo en materia migratoria.

El magnate, presentó durante su campaña a los inmigrantes -sobre todo a los mexicanos- como delincuentes y narcotraficantes, discurso que al parecer le dio la victoria.

¿Pero que cambios reales hubo a un año del 8-N? Hoy en Conexión Migrante te presentamos un recuento de las medidas y cambios que han ocurrido a lo largo de estos 12 meses.

1. Sin prioridades de deportación

Con órdenes ejecutivas y memorandos, que cambiaban las “prioridades de deportación”, Trump inició su mandato.

Mientras Obama se concentraban en deportar a delincuentes, personas con órdenes pendientes de expulsión e incluso a en los recién llegados; la orden de Trump fue prácticamente “agarrar parejo”.

Ejemplo de esto es el caso de “Rosita” una pequeña de diez años que fue detenida y por poco deportada tras practicarse una cirugía.

2. Más arrestos, menos deportaciones

A pesar de sus propuestas de campaña, el gobierno de Trump no ha podido superar las deportaciones del pasado año, aunque sí ha arrestado a más personas.

Según datos oficiales, ICE deportó a poco más de 210 mil inmigrantes en el año fiscal que terminó en septiembre, menos que los 240 mil deportados el año anterior, cuando Obama era presidente.

Sin embargo, con Trump los arrestos fueron en aumento, siendo un 43 por ciento más desde que llegó al poder.

Tal vez te interese:  Gobierno de Trump da fin al TPS de Nicaragua; Hondureños tendrán plazo de seis meses

3. El muro

Quizá la mayor promesa de campaña de Trump sea la construcción ‘total’ de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos, a fin de evitar la migración ilegal.

El plan del presidente es terminar de vallar de punta a punta la frontera de casi 3200 kilómetros que separa a los dos países, porque ya existen 1030 kilómetros intermitentes de vallados.

El 25 de enero, el presidente emitió un decreto para comenzar la construcción del muro, actualmente están en periodo de evaluación ocho prototipos del muro en San Diego, California.

Tal vez te interese:  Presentan 8 prototipos del muro fronterizo

4. Fin de DACA

El gobierno de Trump canceló el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), mismo que beneficiaba a más de 800 mil jóvenes, facilitándoles permisos de trabajo y la legalidad temporal en Estados Unidos.

El proyecto, puesto en marcha por el presidente Barack Obama, fue desechado, actualmente el Congreso discute el futuro de los jóvenes que llegaron a USA siendo unos niños.

A la lucha en defensa de los “dreamers” se han unido asociaciones y empresas, que exigen se legisle un “dream act limpio”.

Tal vez te interese:  Fin de DACA dejaría en desamparo a hijos de dreamers

5. El fin del TPS

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este lunes el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS) de Nicaragua, así como una prorroga de seis meses para Honduras.

En el caso de Nicaragua el TPS verá su fin el próximo 5 de enero; el beneficio para los Hondureños se extenderá hasta el próximo 5 de julio de 2018, en lo que se toma una decisión definitiva.

Además de frenar temporalmente las deportaciones, el TPS otorgaba una autorización de empleo que expira al término de la última prórroga

6. Reducción del número de refugiados

El gobierno de Estados Unidos redujo hace unas semanas el límite máximo de personas refugiadas que aceptará el próximo año a su nivel más bajo desde el inicio del programa, en 1980.

De esta manera, en el próximo año fiscal serán recibidos máximo 45 mil refugiados, menos de la mitad del máximo de 110 mil que el anterior presidente, Barack Obama, autorizó en su mandato.