Uncategorized

El Darién: Migrantes piden ayuda médica urgente

Cerca de 69,000 ciudadanos venezolanos cruzaron el Darién entre enero y agosto de este año, un número 60 veces mayor al del año pasado.

Migrantes piden ayuda para mejorar las condiciones del cruce del Darién para llegar a México y solicitar asilo en EE.UU. | Foto: John Moore, El País.
Migrantes piden ayuda para mejorar las condiciones del cruce del Darién para llegar a México y solicitar asilo en EE.UU. | Foto: John Moore, El País.
ad Auris

En lo que va del año, alrededor de 100 mil personas han cruzado el Darién, la selva que se convierte en una barrera en la frontera entre Panamá y Colombia.

Se trata de la cantidad más alta de personas registrada en la historia. Los venezolanos son la principal nacionalidad que intenta cruzar la peligrosa selva. Esto, por arriba de los cubanos y haitianos, que también intentan hacer este cruce.

Atravesar esta peligrosa selva es la única opción que muchos migrantes tienen para llegar a México y pedir asilo en los Estados Unidos, debido a los requisitos de visado que varios países impusieron.

Los peligros del Darién

Cruzar el Darién significa muchos riesgos para los migrantes.

Además de los peligros que la misma selva representa, también se enfrentan a actos criminales, como robos, amenazas y abusos sexuales.

Sin embargo, el daño en la salud mental es uno de los más preocupantes.

“No van a morir de una gripe, sino más fácil de la ansiedad que tienen por el trauma que vivieron y por todos los recuerdos que puedan traer. Es importante cómo esta gente, al llegar a su destino, va a lidiar con toda esta situación”, explica Josselyn María Duarte, doctora de Médicos del Mundo en la Casa del Migrante de San José, en Guatemala.

Médicos del Mundo indica que la salud de los migrantes nunca había sido tan mala como ahora.

Y no solo es esta situación: uno de los problemas más graves es que no hay personal médico para atender a las personas a su llegada a Panamá.

Tal vez te interese:  El covid detuvo en México a la bebé haitiana que cruzó la selva del Darién

En la comunidad de Canaán Membrillo, a pesar de que hay un puesto de salud pública, no siempre hay personal ni insumos médicos.

La patrulla fronteriza lleva a las personas a San Vicente, un centro de detención del que los migrantes no pueden salir, a menos de que las autoridades los trasladen a la frontera con Costa Rica.

En San Vicente, los migrantes reciben atención médica por parte de Médicos sin Fronteras (MSF) y de la Cruz Roja Panameña.

Sin embargo, estas organizaciones no se dan abasto con la cantidad de personas que llegan al centro.

Además, no cuentan con las condiciones necesarias para que las personas puedan permanecer ahí.

Solamente entre abril de 2021 y mayo de 2022, MSF dio asistencia psicológica a 417 personas que habían sido abusadas sexualmente en el Darién.

Las autoridades de Panamá

Los migrantes solicitan urgentemente que las autoridades panameñas les brinden una buena y oportuna atención médica.

Además de que les puedan asegurar buenas condiciones de estancia en los centros de San Vicente y Planes de Gualaca.

Las autoridades de Panamá deben asegurar que el equipo médico que se envió a la zona y que trabaja de lunes a viernes, amplíe la cobertura que brinda.

También, que se cuenten con los medicamentos e insumos suficientes para dar la atención médica necesaria para todos los migrantes que lo necesiten.