Uncategorized

Tlaxcala: Vecinos levantan un muro antimigrantes

“Hay personas que hacen cosas buenas, cosas malas. Poner un muro no es bueno porque hablando se pueden resolver las cosas, diciéndonos que limpiemos más u otras cosas, pero un muro es injusto”, expresó un migrante venezolano.

Muro en la colonia Ferrocarrilera en Apizaco. | Foto: N+
Muro en la colonia Ferrocarrilera en Apizaco. | Foto: N+
ad Auris

Los vecinos de la calle Tercera Privada, en la colonia Ferrocarrilera en Apizaco, Tlaxcala, levantaron un muro antimigrantes.

Esta situación provocó que los migrantes centroamericanos no puedan pasar al albergue “La Sagrada Familia A.C.”

En meses pasados, los habitantes de esta colonia se organizaron para poner una barda metálica para que los migrantes no pudieran pasar; sin embargo, ahora los vecinos cerraron totalmente el paso con un muro de ladrillos y concreto.

Tal vez te interese:  Adiós a la discriminación y xenofobia, ONU acepta resolución para protección de migrantes

Los vecinos mencionan que pusieron el muro porque no quieren que personas de otro país caminen por las calles.

Además de mencionar que los migrantes comenten actos delictivos y dan mal aspecto a la colonia.

“La Sagrada Familia” lamentó el hecho ocurrido, ya que esta calle era el acceso más fácil para llegar al albergue.

“Se trata del principal acceso al albergue, no solo para las familias migrantes, sino también para las personas que acuden a hacer donaciones”, expresó el albergue en sus redes sociales.

Ante esta situación, las personas que deseen llegar al albergue tendrán que tomar la Calzada Apizaquito y cruzar las vías del tren.

Migrantes en Apizaco en las vías del tren, con la barda metálica de fondo.
Migrantes en Apizaco en las vías del tren, con la barda metálica de fondo. | Foto: N+

Confrontamiento entre vecinos

Esta situación no solo afecta a los migrantes de la zona y al albergue, sino también a los vecinos de las calles aledañas.

No todos los vecinos de la colonia están de acuerdo con el levantamiento del muro, lo que provocó conflictos entre ellos.

“Para mí, es inhumano, perdón por la palabra, pero es una desgraciades lo que hacen. Ahora, los migrantes tienen que atravesar la vía, subir con el riesgo de caerse, ¡imagínese! Yo pienso que eso no está permitido”, dijo una vecina de la colonia.

Y a pesar de que organizaciones de apoyo a los migrantes y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos acudieron al lugar para ver qué se podía hacer, solo se ha iniciado la queja de oficio.