Trámites

¿Necesito un perdón para solicitar asilo en Estados Unidos después de ser deportado?

Aunque obtener asilo en Estados Unidos no es sencillo, este proceso se puede complicar de sobremanera para personas que ya fueron expulsadas

Foto: Voz de América
Foto: Voz de América
ad Auris

Aunque solicitar asilo puede evitar que una persona migrante sea expulsada de Estados Unidos, no es lo mismo solicitar protección después de haber sido deportado o removido del país.

Es importante aclarar que cada caso es distinto las circunstancias para recibir asilo o que se niegue esta protección pueden variar.

De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), las personas pueden buscar protección porque han sufrido o porque tienen temor de sufrir persecución por su:

  • Raza
  • Religión
  • Nacionalidad
  • Pertenencia a un grupo social en particular
  • Opinión política

El asilo sólo se puede presentar si la persona está físicamente presente en Estados Unidos y no es ciudadano estadounidense.

Tal vez te interese:  ¿Mi nacionalidad puede beneficiar mi petición de asilo en Estados Unidos?

Además, existen dos tipos de asilo:

  • El defensivo: Utilizado por personas que están en proceso de remoción, para evitar ser expulsadas de EE.UU.
  • El afirmativo: Este se puede utilizar en cualquier momento ante USCIS, sin embargo, si se rechaza la petición, el migrante entrará en proceso de remoción.

¿Qué pasa con el asilo para las personas que ya fueron deportadas de Estados Unidos?

Si una persona tiene una deportación en su expediente puede que se le complique solicitar asilo en EE.UU.; esto es porque al reingresar al país se reactiva la orden de deportación (Reinstatement of Removal), esto quiere decir que la persona será deportada de forma expedita sin que se le permita ver a un juez.

Tal vez te interese:  Estos son los tipos de asilo en Estados Unidos

De acuerdo con USCIS, las personas migrantes con un estatus irregular pueden solicitar protección siempre y cuando no estén actualmente en procesos de remoción. Esto significa que mientras tu castigo y orden de deportación permanezca activa el proceso será prácticamente imposible.

Por otro lado, existen varios casos que pueden dificultar que se le conceda el asilo a la persona, estos son:

  • Haber realizado un acto o pertenecer a un grupo terrorista en EE.UU.
  • Realizar espionaje en EE.UU.
  • Haber cometido delitos relacionados con el tráfico o consumo de narcóticos.
  • Realizar o ser parte de un grupo dedicado a la trata y tráfico de personas.
  • Practicar la poligamia.
  • Participar en un acto de genocidio.
  • Pertenecer a uno de los partidos nazi.
  • Secuestro internacional de infantes.
  • Ser considerado como un peligro para la seguridad estadounidense.
  • Abusar de la visa de estudiante F-1.
  • Hacerse pasar de manera ilegal por un ciudadano americano.

Cabe destacar que cada caso es distinto, por lo cual se recomienda consultar con un especialista antes de iniciar este proceso.