69° F

Los Angles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$20.43
Euro:€21.74

“La vida ya era complicada antes del Coronavirus”, cuenta un matrimonio de migrantes que se quedaron sin trabajo

Centavos en mano
#IndocumentadosFrenteAlCoronavirus | Los migrantes indocumentados son unos de los grupos más vulnerables ante el coronavirus, no por el riesgo de contagio, sino por la falta de apoyos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Para María y su esposo la vida en el condado de LaSalle, Illinois, ya era complicada antes de que el primer caso de coronavirus Covid-19 se reportara en Estados Unidos.

Con tres hijas y cuentas pendientes, el matrimonio espera nervioso que la situación en el país mejore, pues al ser migrantes indocumentados no son candidatos a ayudas gubernamentales.

Ante la falta de trabajo, están consumiendo sus ahorros, pero este dinero no será eterno.

En entrevista para Conexión Migrante, María cuenta que su infortunio comenzó el 13 de diciembre de 2019 cuando su esposo se quedó sin trabajo.

Trabajaba en un invernadero que iba a empezar a producir marihuana. Pero como Juan carecía de papeles, perdió esta oportunidad laboral.

Poco importó que tuviera 13 años trabajando para esa empresa, “lo descansaron”.

Trabajo del esposo de maría
Este era el invernadero en el que trabajaba el esposo de María | Foto: Cortesía

Una semana después, el 20 de diciembre, la fábrica donde María trabajaba cerró por Navidad y año nuevo.

María regresó al trabajo el 2 de enero y su esposo encontró empleo el 13 de enero. Pero los días sin ingresos provocaron que se atrasaran en sus pagos.

En marzo, antes de ponerse al corriente con sus cuentas, la pareja tuvo que quedarse en casa por el coronavirus.

Tal vez te interese:  Trabajadores en Illinois temen salir, pero no pueden permitirse el aislamiento

El coronavirus empeoró todo

En Illinois había 5 mil 955 personas afectadas por el coronavirus hasta el 31 de marzo, la cifra sigue en ascenso.

“Tenemos tres niñas, una de seis años, una de cuatro y una de un año” comenta María.

Su familia no puede solicitar estampillas de alimentos porque las oficinas están cerradas y las autoridades no contestan los teléfonos.

“Nuestros ahorros se acaban, no nos han llamado de nuestros trabajos y los casos (de coronavirus) en Illinois aumentan”.

Como muchos migrantes, este matrimonio no tiene a quien recurrir.

Uno de los hermanos de María, que vive en México, cuida a sus padres. Pero los padres de su esposo dependen de las remesas que ellos envían.

Ahora no saben cómo podrán ayudarse y ayudar a quienes dependen de ellos.

De acuerdo con el American Immigration Council, alrededor de 450 migrantes indocumentados viven en el estado de Illinois.

A pesar de esto sólo unas pocas ciudades, como Chicago, tienen políticas para defender a los migrantes, el grupo más afectado por el coronavirus, a pesar de que aportaron 748.9 millones de dólares en impuestos estatales y locales en 2014, el año más reciente del que se tienen cifras oficiales.

Sin importar su aportación económica, como indocumentados carecen de programas médicos, seguro de desempleo o estímulos financieros.

María describe su situación como desesperante.

Y muchos migrantes más experimentan la misma condición, sin saber hasta cuándo durará la incertidumbre o si tendrán comida para sus hijas. El hambre no sabe de cuarentenas y ellos cuentan los días para poder salir de casa a trabajar.

Notas
Relacionadas

Más Noticias